Egret One v3

A continuación os traemos la review y te presentamos nuestras opiniones acerca del patinete eléctrico Egret One v3.

En primer lugar, hablar de Egret ya es sinónimo de calidad; eso sí, la calidad la vas a pagar. No vas a encontrar ningún modelo de esta marca Alemana por debajo de los 1.000 €. Un precio prohibitivo pensaréis algunos… bueno, también lo es el precio de un Ferrari o de un Porsche y tienen su mercado. Desde luego, esto es otro nivel. Ni siquiera E-Twow (otra marca de gama media-alta) se acerca a la calidad de estos patinetes.

Nosotros tuvimos la ocasión, hace unos días, de probar varios Egret que nos prestaron muy amablemente nuestros amigos de Valencia Electric Bikes (puedes encontrarlos aquí).

Pero bueno, basta de cháchara, y vamos al lío.

Hay que decir que el Egret One, al menos en su modelo básico llamado Egret One V3 que es el que estamos analizando en estos momentos no es un patinete excesivamente veloz. Gracias a su motor de 250W alcanzaremos una velocidad máxima de 20 km/h (hoy en día es más que suficiente para desplazarse por nuestras ciudades). También existe el modelo Egret One S que alcanza los 35 km/h, pero eso es otra historia que analizaremos otro día (una historia bastante más cara todo sea dicho…).

Podremos recorrer como máximo unos 20-25 kilómetros con una carga completa de su batería LiFePo4 de 36V y 8Ah, que tardaremos en cargar al 100 % entre 4 y 6 horas. Una autonomía bastante decente y por encima de la media en cuanto a patinetes eléctricos con manillar se refiere.

El Egret One v3 es plegable y se transporta bastante bien aunque tiene un peso total de 15 kg, lo cual resulta algo pesado si vamos a recorrer trayectos relativamente largos con él. Desde luego no está hecho para esto, como mucho para plegarlo, meterlo en el ascensor y llevarlo hasta tu armario o guardarlo debajo de la mesa de tu oficina.

El manillar es regulable en altura, los frenos son de disco y actúan sobre la rueda trasera gracias a la presión ejercida en la maneta situada en el manillar, exactamente igual que en una bicicleta. Además el sistema de frenado está provisto de tecnología KERS o lo que es lo mismo de sistema de regeneración de batería con la frenada, es decir la batería se recarga un poco cada vez que frenamos.egret one manillar

El acelerador, que se encuentra en el otro lado del manillar se acciona con una especie de gatillo apretando con el dedo índice (como si fuera una pistola). Nos ha parecido estupendo este mecanismo para controlar el acelerador, además la sensibilidad es muy buena y podemos controlar el aumento o reducción de la velocidad muy fácilmente. Muy útil teniendo en cuenta que este patinete no dispone de “marchas” (o modos de velocidad máxima). Es decir, tenemos una marcha única que controlamos con la intensidad en la que apretamos el acelerador.

Las ruedas son de 6” y el patinete tiene una muy conseguida suspensión delantera que hace que los baches que nos encontremos en las calles apenas se noten. Además también tiene caballete o pata de cabra para que lo podamos mantener de pie sin sostenerlo. El patinete soporta un peso del pasajero de unos 120 kg.

Disponemos de un display o pantalla LCD muy útil sobre el manillar donde controlaremos datos como la velocidad que llevamos, la duración de la batería, etc…

Una vez llegados a este punto, y si nos ceñimos a las especificaciones técnicas diréis: ¡pues tampoco es para tanto! Cierto. Ahora bien, subíos a uno y cambiaréis de opinión. Es complicado tratar de explicar “sensaciones” o “feelings” a través de las palabras pero os aseguramos que en cuanto te subes encima del Egret One v3 notas que estás ante algo distinto: la calidad de los materiales, la forma suave de acelerar, los frenos, las ruedas, la suspensión ,etc.. Ahora bien, ¿todo esto vale 1.000 €? Eso lo tendréis que decidir vosotros. A nosotros quizá nos parece algo excesivo pagar eso cuando tenemos muchas opciones (de menor calidad, eso sí) más económicas pero que “cumplen” muy bien.

Por tanto, podríamos concluir que en cuanto a prestaciones el Egret One v3 tampoco es nada del otro mundo (hay muchos patinetes eléctricos que se mueven ya en estos números de autonomía, velocidad, etc..), sin embargo en cuanto a confort y calidad de los materiales sin duda Egret juega en otra liga.

Imaginad que comparamos un Rolls Royce con un SEAT LEÓN de 200cv, ¿cuál creéis que sería más rápido? ¿Y cuál querríais en vuestro garaje? ;)

  PROS:
  • Confort
  • Calidad de los materiales
  • Sistema de aceleración
  • Amortiguación
  CONTRAS:
  • El precio
  • La velocidad máxima se queda algo corta.
  • egret one completo
  • egret one manillar
  • egret one plegado
  • egret one suspension
  • egret one lifestyle

CARACTERÍSTICAS:

  • Motor: 250W
  • Batería: LiFePo4 8Ah 36 V
  • Tiempo de carga: 4-6horas.
  • Peso del patinete: 15kg
  • Peso máximo soportado: 120kg
  • Velocidad máxima: 20 km/h
  • Autonomía: 20-25km
  • Ruedas de 6”
  • Caballete
  • Display: sí
  • Dimensiones: 97 x 56 x 117 cm extendido, 93 x 14 x 30 cm plegado.