ELEKTRIK Karbon

Os traemos en este artículo nuestras opiniones acerca del nuevo modelo Karbon de la empresa española ELEKTRIK.

Nos habían hablado muy bien de este modelo y hace un par de meses decidimos hacernos con uno; y hoy, después de 2 meses de uso ya podemos ofreceros un análisis bastante completo.

En primer lugar, lo primero que llama la atención es lo pequeño y manejable que es. Lo cual se refleja lógicamente en su peso. Este patinete pesa alrededor de unos 7 kg. Podríamos decir que este hecho es “el caballo de batalla” de este patinete. Está fabricado con materiales de fibra de carbono que lo hacen verdaderamente ligero. Hasta la fecha, de todos los patinetes eléctricos que han pasado por nuestras manos y que hemos podido probar, éste es el más ligero con diferencia.

Resulta realmente sencillo llegar a casa o a la oficina, plegarlo y poder levantarlo con relativa facilidad para meterlo en el ascensor o para salvar esas pequeñas escaleras que algunos tenemos en los portales de nuestras casas. El mecanismo de plegado es muy sencillo, en apenas 2 segundos lo tendremos plegado por completo.

En cuanto a prestaciones, este patinete eléctrico gracias a su motor de 250 W alcanza fácilmente los 25 km/h en su modo más veloz. Disponemos de 3 modos de velocidad para adaptar la velocidad a nuestras necesidades (10km/h, 18km/h y 25 km/h).

Dispone de una batería LG de 10,4 Ah, que tardaremos en cargar aproximadamente 2-3 horas y que no es nada común en estos modelos de gama media (normalmente los fabricantes ofrecen baterías de 4,4 Ah, 6,6 Ah o incluso 8 Ah pero es raro encontrar baterías con este amperaje). Gracias a ello nos podremos ir sin mucha dificultad más allá de los 20 km de autonomía, a nosotros nos está aguantando unos 25 km (con pasajero de unos 75 kg). El peso máximo del pasajero que recomienda el fabricante es de 100kg.

Tanto el acelerador como el freno eléctrico se accionan mediante unos cómodos pulsadores que se encuentran sobre el manillar. Además también posee un freno de pie que se acciona pisando el guardabarros trasero y actúa sobre la rueda trasera. El freno eléctrico es algo potente y según el fabricante es para casos de emergencia. Nosotros os recomendamos utilizar siempre que se pueda el freno trasero de pie.

Encontramos también un caballete o “pata de cabra” muy útil para sostener el patinete eléctrico de pie si vamos a bajarnos un momento.

Sobre el manillar encontraremos también una pantalla LCD (o display) verdaderamente útil. En él se nos va mostrando información como por ejemplo la velocidad a la que vamos, el modo de velocidad seleccionado, el nivel de batería, etc… Hemos echado en falta (aunque es cierto que pocos patinetes lo incluyen) una bocina o timbre sobre el manillar.

Las ruedas son de 5,5” y a pesar de no ser hinchables (cosa que evita enormemente el engorro de los pinchazos) absorben bastante bien los baches de la calzada. También ayuda mucho el sistema de suspensión delantera que incorpora. La verdad es que se conduce muy cómodamente.

En cuanto a los indicativos luminosos, en su parte delantera encontraremos una potente luz LED que nos alumbrará muchísimo por las noches y nos ayudará a ser vistos con facilidad. En la parte final del guardabarros trasero incorpora también una pequeña luz roja para que se nos ubique con facilidad en todo momento.

El diseño del patinete está muy conseguido. De hecho para el ojo inexperto costaría afirmar que se trata de un patinete eléctrico y no de uno “normal”. Apenas se ven cables y el diseño en fibra de carbono está muy bien acabado. Todos los materiales también nos han parecido de buena calidad. Lógicamente tenemos modelos de gama alta como puede ser el EGRET one en los cuales los materiales son algo mejores, pero nos vamos ya a patinetes de 1.000 €.

El Karbon de ELEKTRIK lo podemos encontrar en su página web por unos 450 € y además incluyen una bolsa de transporte bastante cómoda.

Como conclusión, analizando sus prestaciones, diseño y su precio podríamos afirmar que, hasta la fecha, es el mejor patinete eléctrico calidad/precio que hemos probado. Si estáis pensando en comprar un patinete eléctrico sin desembolsar cantidades desorbitadas, sin duda este Karbon es una de las mejores elecciones posibles que podéis hacer.

 

 

PROS.

  • Rápido: hasta 25 km/h
  • Súper ligero
  • Calidad/precio difícil de igualar
  • Facilidad de plegado
  • Autonomía

 

CONTRAS

  • No tiene bocina.

 

  • karbon lifestyle
  • display karbon
  • karbon plegado
  • suspension karbon
  • plegar karbon
  • mastil karbon

 

CARACTERÍSTICAS:

  • Motor: 250 W
  • Velocidad máxima: 25km/h
  • Autonomía: 25 km
  • Peso: 7kg
  • Máximo peso soportado: 100 kg
  • Batería 10,4 Ah
  • Tiempo de carga: 2-3 horas
  • Luz delantera y trasera
  • Freno eléctrico delantero y manual trasero
  • Display electrónico
  • Ruedas de 5,5”
  • Suspensión delantera
  • Dispone de caballete
  • Materiales de fibra de carbono
  • 3 modos de velocidad (25 km/h. 18 km/h y 10km/h)