A estas alturas, probablemente ya conozcáis de sobra los patinetes eléctricos de tipo HOVERBOARD. Hoy, os traemos un artículo acerca del accesorio más popular para este tipo de patinetes: el HOVERKART.

¿Qué es un hoverkart?

El Hoverkart es básicamente una estructura con asiento incorporado y una rueda delantera que transforma tu patinete eléctrico de tipo hoverboard en un kart súper divertido. Incorpora 2 palancas a los lados con las que manejarás por completo el hoverkart y gracias a las cuales podrás acelerar, frenar y girar libremente.

Normalmente, el hoverkart se acopla a nuestro patín eléctrico mediante unas correas o tiras de nylon que harán que se ajuste perfectamente al mismo. Normalmente encontrarás diferentes modelos en función de si tu hoverboard es de 6,5; de 8 o de 10 pulgadas.

Los modelos más sofisticados incorporan incluso suspensión entre el asiento y el propio hoverboard, lo cual nos genera un plus de confort a la hora de salir a disfrutar de nuestro patinete eléctrico (ahora convertido en un pequeño kart).

Por último, cabe destacar que lo podemos poner y quitar cuando queramos, en ¡apenas 30 segundos!

 

¿Cómo se usa un hoverkart?

Lo primero que hay que destacar es que el hoverkart es una estructura totalmente mecánica, es decir, no tiene ningún componente eléctrico o electrónico. Podremos disfrutarlo simplemente acoplándolo a nuestro hoverboard y encendiendo éste último.

Lo primero que debemos hacer es sentarnos sobre el asiento sin tocar las palancas de dirección, para evitar desequilibrarnos mientras nos estamos posicionando.

Una vez en posición, si queremos avanzar, tan solo tendremos que empujar las palancas hacia abajo. Por el contrario si queremos frenar o retroceder estiraremos de las palancas de dirección hacia arriba. Para girar a la izquierda tendremos que bajar con suavidad la palanca derecha manteniendo la palanca izquierda estática. Haremos lo contrario para girar a la derecha.

Las ruedas trabajan de forma independiente por lo que tenemos una sensación de maniobrabilidad muy grande.

 

¿Por qué comprar un hoverkart?

Este quizá sea el punto más subjetivo de todos. Desde todopatinetes.com destacaríamos los siguientes:

  • Es más cómodo: Al ir sentados sobre el mismo (en vez de de pie) lógicamente nos cansaremos menos al cabo de un tiempo de uso.

 

  • Es más seguro: Esto también es obvio, al fin y al cabo nuestro cuerpo está más cerca del suelo y por tanto cualquier caída o desequilibrio apenas nos producirá algún pequeño rascón. ¡Es ideal para los niños!

 

  • Se instala muy fácilmente: El hecho de que podamos ponerlo y quitarlo prácticamente al instante nos parece uno de los éxitos de este accesorio. Que ya te has aburrido de estar de pie sobre tu hoverboard, le añades el hoverkart y parece que tengas otro “juguete” totalmente diferente.

 

  • Es muy sencillo de utilizar: Su manejo es sencillísimo. Desde luego mucho más sencillo que cuando utilizamos el hoverboard en su modalidad estándar. En apenas unos minutos le pillamos el “truquillo” a las palancas y tenemos horas de diversión garantizadas.

 

  • El precio: Lógicamente el precio varía mucho dependiendo de lo sofisticado que sea el modelo que escojamos pero por norma general, podremos encontrar un buen hoverkart alrededor de los 50 €.

 

  • Y, por último, el más importante, es divertidísimo: no nos engañemos, el hoverkart es para divertirse. Su uso es principalmente lúdico o de ocio. Desde luego no lo vemos como elemento de transporte urbano diario. Se puede utilizar para hacer carreras con algún amigo, o familiar; montando un circuito improvisado en cualquier parte. O simplemente como “juguete” para los más pequeños de la casa. ¡A los niños les encanta!

En esta sección puedes encontrar los mejores hoverboards para utilizar junto con tu hoverkart. ¿A qué esperas para hacerte con uno de ellos? ¡La diversión esta asegurada!

 

BONUS TRACK: A continuación, os dejamos un video de El Hormiguero donde hicieron una carrera Marc Márquez y Pablo Motos encima de un par de hoverkarts.