Hoy, os vamos a hablar de un tema sobre el que nos preguntan muchos de nuestros usuarios y que suscita muchas dudas entre aquellos que han decidido dar el paso de comprar un patinete eléctrico. Este tema son las ruedas. Uno de los elementos más importantes de nuestro patinete y, al fin y al cabo, el único elemento que está en contacto permanente con el suelo (¡no es moco de pavo!).

¿Ruedas macizas o ruedas hinchables?

Ésta suele ser una de las principales dudas que asaltan a los potenciales compradores de un patinete eléctrico.

La respuesta es clara: depende.¿Y de qué depende señores de todopatinetes?” Pues depende del perfil del comprador, o mejor dicho, del uso que le vaya a dar a su patinete.

En general las ruedas hinchables aportan una sensación de confort mucho mayor que las ruedas macizas. Absorben bastante mejor las inclemencias del asfalto o de las aceras y consiguen que se transmitan menos vibraciones al cuerpo del patinete. Nuestros brazos y pies lo agradecen enormemente.

Pero, tienen un gran (y evidente) inconveniente: los pinchazos. Sí, estas ruedas se pinchan, y además con cierta frecuencia. Esto resulta un verdadero incordio, primero si el pinchazo te pilla a mitad de trayecto y te obliga a cargar con tu patinete hasta tu destino y segundo por el mero hecho de tener que lidiar con el cambio de la rueda.

En función del modelo esto es más o menos laborioso, y además el acceso a los recambios es más o menos sencillo dependiendo del fabricante. Un gran ejemplo de patinete con ruedas hinchables es el Xiaomi Mijia M365. Un patinete muy cómodo y robusto, de los mejores del mercado actual, pero sus ruedas se pinchan con relativa facilidad y su cambio es verdaderamente complicado para el usuario inexperto. De hecho la propia Xiaomi vende un kit de ruedas macizas para instalarlas desde el principio…

Por otro lado tenemos patinetes como el Karbon de ELEKTRIK (hay muchos otros ejemplos) que montan ruedas macizas. Este tipo de rueda se caracteriza porque transmite más las vibraciones a la estructura pero tiene la importantísima ventaja de que las ruedas no se pinchan. Además si el patinete posee un buen sistema de amortiguación no es algo que resulte muy molesto (salvo que se hagan trayectos de 20 kilómetros sin parar…). Además este tipo de rueda suele ser de tamaño algo más pequeño y por tanto hace que el peso total del patinete sea menor, lo cual también se agradece. A continuación os hablamos sobre el tamaño de las ruedas precisamente.

 

¿Importa el tamaño de las ruedas de nuestro patinete? ¿Ruedas pequeñas o grandes?

El tamaño de las ruedas también es un factor importante a la hora de elegir nuestro patinete. No vamos a entrar a enumerar todos los tamaños que existen pero quédate con que normalmente se miden en pulgadas y algunos de los más populares son los de 5,5” o los de 8,5” pero hay muchas medidas más.

La conclusión es muy similar a la que hemos sacado en el apartado anterior. A mayor tamaño, mayor confort y sensación de robustez; a menor tamaño, lo contrario. Pero las ruedas más pequeñas harán que tu patinete sea más fácil de transportar y plegar y que su peso global sea menor. Por tanto debes de pensar cual va a ser el uso que le vas a dar al patinete.

 

Conclusiones.

Como norma general, ruedas grandes e hinchables: mayor confort y menor transmisión de vibraciones de la calzada a nuestro cuerpo. Como punto negativo está el hecho de la posibilidad nada descartable de que suframos algún pinchazo. Además este tipo de rueda suele otorgar al patinete mayor peso y en general lo convierte en algo menos manejable y ocupará mayor espacio al plegarlo.

Por otro lado, las ruedas macizas (y más pequeñas, aunque también las hay de tamaño grande) nos transmitirán menor sensación de confort pero nos otorgarán una sensación de ligereza mayor al conjunto del patinete, y además… ¡no se pinchan!

xiaomi mijiaPor tanto, si tus desplazamientos van a ser más bien cortos (recorridos urbanos 2-3 km) y tienes la necesidad por ejemplo de subir el patinete a la oficina o a clase quizá un patinete más ligero y de ruedas macizas sea tu opción ideal.

Si por el contrario, vas a hacer recorridos más largos (por ejemplo entre localidades) y donde el suelo no es el más adecuado o tiene muchos adoquines deberías decantarte por un patinete más robusto y con ruedas hinchables y grandes.